fbpx

| Noticias

Embarazos no deseados: ocurren todos los días y alrededor del mundo

En el año 2012, hubo 213 millones de embarazos, y de estos, 85 millones (el 40%) fueron no deseados.

De los embarazos no deseados, 13% se perdieron espontáneamente, 50% terminaron en abortos y 38% llevaron a un nacimiento no planeado.

Los abortos que ocurren en países donde son castigados legalmente y contribuyen con el 9% de las muertes maternas.

Aquí es cuando la educación sexual y los anticonceptivos de emergencia juegan un papel importante en la prevención de embarazos no deseados. Estos son métodos que, cuando se usan dentro de un tiempo específico, pueden prevenir embarazos no deseados.

Existen muchas circunstancias en las que pueden usarse los métodos de anticoncepción de emergencia, como al tener relación sexual sin protección, cuando una mujer usa de manera incorrecta su método anticonceptivo regular, en casos de violación, o en casos en los que un preservativo se rompe o es usado de manera incorrecta.

Dr. Juan Carlos Lopez

Fertilización in vitro, Control de embarazo, Cirugía laparoscopica y Ultrasonido 3D/4D.

Pueden conocerse con distintos nombres, como anticoncepción post-coito, pastilla de “la mañana siguiente”, plan B, etc…

Existen muchos mitos acerca de la anticoncepción de emergencia, como que pueden usarse solamente en la mañana siguiente, que provocan abortos, que su uso repetido puede resultar en infertilidad, que no tienen efectos secundarios, o que también protegen contra enfermedades de transmisión sexual.

Entre las disponibles en panamá se encuentran las pastillas de anticoncepción de emergencia con levonorgestrel. El levonorgestrel es una hormona sintética derivada de la progesterona que se toma vía oral en una sola toma con dosis de 1.5 mg. Alternativamente puede ser tomada en dos dosis de 0.75 mg separada por 12 horas. Ambas formas son igual de efectivas.

Los estudios han mostrado que el levonorgestrel actúa previniendo o retrasando la ovulación, e impidiendo la función lútea. También aumenta el espesor del moco cervical y disminuye el grosor endometrial, afectando la migración de espermatozoides y la adecuada función del tracto genital, por lo tanto previniendo la fertilización del óvulo.

La anticoncepción de emergencia con levonorgestrel ha demostrado ser efectiva cuando se usa hasta un máximo de 72 horas después de la relación sin protección. Sin embargo, mientras más temprano se toma, más efectiva puede ser, reduciendo la probabilidad de embarazo en un 98-99%.

Entre los efectos secundarios más comunes son las náuseas.

Algunos autores han sugerido que la anticoncepción de emergencia es una forma de aborto.  Sin embargo, ya que el mecanismo de acción de los anticonceptivos de emergencia no involucra el desprendimiento de un feto implantado, estos métodos no deben ser considerados como abortifacientes. Tampoco se han reportado malformaciones fetales en casos en los que el embarazo ocurre a pesar de tomar la anticoncepción de emergencia.

En conclusión, los métodos de anticoncepción de emergencia, son efectivos en la prevención de embarazos no deseados. Su eficacia disminuye después de 72 horas, por lo que deben ser iniciados lo más pronto posible. Recomendamos que se elimine el requisito de una receta médica para su uso.

Abrir chat