fbpx

| Noticias

La certificación de los profesionales de la salud garantiza los derechos más fundamentales de la población panameña

Panamá, 11 de febrero de  2021.- La Sociedad Panameña de Obstetricia y Ginecología (SPOG), fiel creyente de los derechos que tiene la población panameña de recibir la mejor y más idónea y actualizada calidad de atención en salud que merece, hace del conocimiento público su desacuerdo con la intención del Órgano Legislativo del Estado, la Asamblea Nacional, de modificar la Ley 43 de 21 de julio de 2004, la cual recibió una modificación en 2008, y que regula el Régimen de Certificación y Recertificación de los Profesionales, Especialistas y Técnicos de las disciplinas de la salud para entrar y permanecer en el sistema de salud.

Los médicos internos no sólo son estudiantes al servicio de la población sino un pilar fundamental en el funcionamiento de los hospitales y centros en los que laboran. Su carga laboral es grande y trae consigo un alto grado de responsabilidad, por lo que estos requieren de un buen dominio de los aspectos de la medicina, incluyendo ciencias básicas, preclínicas y clínicas.

El Sistema de Educación Médica en Panamá no garantiza que el egresado sea idóneo para la práctica médica, motivo por el cual se estableció mediante ley el examen que estandariza los conocimientos básicos con medicina a nivel internacional (IFOM), como requisito indispensable para iniciar internado médico, con la finalidad de evaluar la preparación de los egresados antes de la práctica hospitalaria. Diferir la aplicación de esta prueba para luego del internado, impediría garantizar el bienestar y la seguridad en salud de la población, en especial de la mujer panameña, alno poderse validar el conocimiento y las competencias de estos para la atención de seres humanos.

El cambio de esta normativa podría representar la violación de algunos de los más significativos derechos contemplados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, como el derecho a la vida, a la educación, a un trabajo digno y al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental.

Asimismo, un cambio en esta legislación, también afectaría el desarrollo y crecimiento del profesional de la salud, así como el progreso médico-científico de nuestro país, ya que las certificaciones suelen ser un requisito para cursar estudios especializados y acceder a importantes programas de educación continua, conocimientos y habilidades que elevan el nivel del sector salud en Panamá.

Hacemos un llamado al gremio médico de Panamá a alzar la voz y continuar velando por los derechos de la población a recibir una atención de salud que le permita vivir con calidad; a la vez que exhortamos al Órgano Legislativo a dirigir sus esfuerzos en la búsqueda de mejores iniciativas, más bien orientadas en ofrecer salud a nuestros compatriotas.

Dr. Jaime Sánchez

Presidente

Junta Directiva 2019-2021

Abrir chat