fbpx

| Noticias

Lactancia materna segura durante la pandemia de COVID-19

Si ya eres mamá o estás embarazada, lo más seguro es que te hayas preguntado qué es lo más seguro para tu bebé durante la pandemia por COVID-19. 

Diversas investigaciones están profundamente a favor de la lactancia materna. No se ha detectado la transmisión de COVID-19 a través de la leche materna, lo cual es una muy buena noticia porque la lactancia materna, temprana y exclusiva y el contacto piel con piel ayuda al bebé a desarrollarse y proporciona beneficios para la salud de por vida.

Me permito este texto para orientarte sobre cómo lograr las experiencia más segura para ti y tu bebé, tanto si estás sana como si tienes indicios o síntomas de COVID-19.

¿Debería seguir la lactancia materna durante la pandemia?

Sí. Hasta la fecha, no hay evidencia de que el virus de la COVID-19 se transmita a través de la lactancia y la leche materna contiene anticuerpos beneficiosos para mantener a los bebés sanos y protegidos de muchas infecciones. Además, la lactancia reduce significativamente el riesgo de muerte en los recién nacidos y los bebés pequeños, proporciona beneficios para la salud de los niños y también mejora la salud de las madres. 

Practica con tu recién nacido el contacto piel con piel. Al colocarlo cerca de ti, facilitas la iniciación temprana a la lactancia materna. El tiempo cuenta, de manera que se recomienda el inicio de la lactancia materna durante la primera hora tras el parto.

Si tu bebé tiene 6 meses o es menor de esa edad, debes alimentarlo exclusivamente de leche materna. Cuando ya haya cumplido los seis meses, continúa con la leche materna y con alimentos complementarios saludables. 

¿Pueden contraer la COVID-19 los bebés alimentados con leche materna?
Hasta la fecha, no se ha detectado el virus activo en la leche de ninguna madre con COVID-19, por lo que es poco probable que la COVID-19 pueda transmitirse a través de la leche materna. Los  científicos continúan analizando la leche materna de madres con sospecha o confirmación de COVID-19.

¿Debería mantener la lactancia materna si tengo, o sospecho tener, la COVID-19?
Sí, no hay motivos para suspenderla. Continúa con la lactancia materna con las debidas precauciones y medidas de bioseguridad, como llevar mascarilla, lavarte frecuentemente las manos con agua y jabón, o con un desinfectante a base de alcohol, antes y después de tocar a tu bebé; y, sistemáticamente, limpiar y desinfectar todas las superficies que hayas tocado. Solo necesitas lavarte el pecho en caso de que hayas tosido sobre él. De no ser así, no es necesario que te lo laves cada vez que alimentes a tu bebé.

¿Debería recibir la vacuna COVID-19 si estoy amamantando o proporcionando leche extraída?
Sí, las vacunas contra la COVID-19 se recomiendan para personas sanas que están amamantando o extrayendo leche.

¿Es seguro continuar amamantando después de recibir la vacuna contra la COVID-19?
Sí, se debe continuar con la lactancia después de la vacunación para proteger a tu bebé. Ninguna de las vacunas de la COVID-19 aprobadas por la OMS que se utilizan actualmente contiene el virus vivo, por lo que no hay riesgo de transmitir el virus a tu bebé a través de la leche materna.

 ¿Qué debería hacer si no me siento bien para darle el pecho a mi bebé?
Si te sientes demasiado enferma para darle el pecho a tu bebé, intenta proporcionarle la leche materna por otros medios seguros. Por ejemplo, trata de extraerte la leche y dársela a tu niño usando las tapitas o tazitas medidoras de los medicamentos. 

La extracción de leche materna también es importante para mantener tu producción, de manera que puedas volver a darle el pecho a tu hijo cuando te sientas mejor. No hay intervalo fijo de tiempo de espera después de que se sospeche o confirme tener la COVID-19. 

¿Debería darle el pecho a mi niño si está enfermo?
Continúa dándole el pecho a tu niño o niña aunque esté enfermo/a. Tanto si tu pequeño contrae la COVID-19 como cualquier otra enfermedad, es importante seguir alimentándolo con leche materna. La lactancia refuerza el sistema inmunológico de tu bebé y a través de la leche materna tú le pasas a él tus anticuerpos, ayudándolo a combatir las infecciones.

¿Qué precauciones debo tomar durante la lactancia materna?
Asegúrate de seguir las directrices del lavado de manos. Debes lavártelas con agua y jabón antes y después de tocar a tu bebé. También puedes utilizar un desinfectante para manos con base de alcohol. Es también importante que limpies y desinfectes todas las superficies que hayas tocado.

Además, debes lavar habitualmente los extractores de leche materna, los recipientes de almacenamiento de leche y los utensilios para la alimentación del bebé después de cada uso.

Por Dra. Isabel Lloyd
Ginecóloga y Obstetra

Abrir chat