fbpx

| Noticias

Mitos de la Lactancia Materna

1. Mito: La madre que amamanta debe comer el doble para producir más leche.
FALSO. La madre sólo requiere consumir una dieta sana y balanceada, que cubra sus requerimientos.

2. Mito: Las madre que tienen los pechos pequeños o que tienen los pezones planos o invertidos, no podrán amamantar o producirán menos leche.
FALSO. No importa la forma del pezón, ni el tamaño del pecho. Todas las madres cuentan con dos glándulas mamarias y con un conjunto de hormonas que se activan por la succión del bebé, independientemente de las características del pecho.

3. Mito: La lactancia prolongada hace que los pechos se caigan.
FALSO. 
Este suceso, llamado mastopexia, no tiene nada que ver con el amamantamiento y es un proceso natural que ocurre en toda mujer. Depende de otros factores como: la laxitud de la piel, la cantidad de grasa corporal, la edad y de factores genéticos.

4. Mito: Se debe suspender la lactancia, si la madre recibe medicamentos.
FALSO. La mayor parte de los medicamentos indicados a las madres, llegan a la leche materna en pequeñísimas cantidades, absolutamente inocuas para los bebés. Sólo hay una contraindicación absoluta, cuando la madre recibe medicamentos oncológicos.

5. Mito: La madre no puede continuar amamantado, si se debe reincorporarse al trabajo.
FALSO. 
La madre puede prolongar la lactancia, implementando su propio banco de leche casero. Esto le permitirá realizar la extracción, conservación y suministro de su leche, de manera que ésta le sea suministrada a su bebé.

6. Mito: Si la madre se realizó cirugía en los pechos (colocación de prótesis o cirugía reductiva). No puede amamantar.
FALSO. 
La madre que ha sido operada de los pechos puede amamantar sin problemas.

7. Mito: La baja producción de leche puede ser un problema familiar que se hereda de madre a hijas.
FALSO. La baja producción no se hereda. La producción láctea se relaciona con la colocación frecuente al pecho, el buen agarre y la succión efectiva, que permita el adecuado vaciado del pecho.

8. Mito: La madre debe espaciar las mamadas para que los pechos se llenen.
FALSO. La madre «no debe ahorrar leche». Debe amamantar en forma frecuente, a mayor succión y frecuente vaciamiento del pecho, habrá una mayor producción.

9. Mito: La Leche materna después de los 12 meses de edad no aporta casi nada al bebé.
FALSO. La Leche materna continúa siendo importante a esa edad, le aporta el 40% de sus requerimientos de energía, pero requiere ser complementada con otros alimentos.

10. Mito: Se deben dar los dos pechos en cada toma.
FALSO. Se debe dar de un solo pecho por toma hasta vaciarlo, de manera de asegurar que el bebé reciba la comida completa.

Abrir chat